miércoles, 1 de septiembre de 2010

OBSTRUCCION INTESTINAL

Es la dificultad o ausencia del paso del contenido intestinal (gas, materia fecal y líquido) através del intestino delgado o el colon (intestino grueso) que puede ser por causa mecánica (tumor, una asa torcida o una brida después de la cirugía etc.) o un trastorno en los movimientos normales del intestino delgado o grueso con ausencia de obstrucción mecánica (le denominamos íleo paralítico). Existen múltiples causas de obstrucción intestinal, pueden ser de nacimiento como estenosis (ausencia de luz intestinal), adquiridas como es cuando un paciente tiene isquemia intestinal (disminución o ausencia de riego sanguíneo arterial), invaginación (cuando un segmento del intestino delgado se introduce en el siguiente segmento), adherencias que se forman después de cirugías u operaciones en el abdomen, por hernias internas (estas no son aparentes) o externas como las umbilicales (obligo) o inguinales, vólvulos (cuando una asa de intestino se tuerce sobre si misma, tumores benignos sobretodo del intestino delgado y cancerosos en cualquier segmento del intestino delgado o grueso. Las causas más frecuentes de oclusión o bloqueo del intestino delgado son adherencias, hernias y tumores y del intestino grueso o colon es gracias a tumores, vólvulos, enfermedad diverticular (presencia de hernias en el colon). Los médicos llamamos suboclusión cuando el bloqueo de la luz intestinal no es completo y oclusión cuando es completo, cuando no es mecánica la llamamos funcional o íleo. Este íleo se presenta por medicamentos como los narcóticos, antidepresivos triciclitos (que se usan para tratar la depresión) o anticolinérgicos que son medicamentos muy utilizados en las enfermedades gastro-intestinales (como los antidiarreicos), también se puede presentar el íleo después de haberse llevado a cabo un procedimiento quirúrgico (normalmente se reactiva el movimiento del intestino 24 horas después de la cirugía), además cuando se pierden electrolitos (sales y potasio) por vómitos y diarrea o por otras causas y sobre todo cuando existe abdomen agudo (complicación por irritación peritoneal por apendicitis etc.) o por lesiones o enfermedades en otros órganos (pulmonía o neumonía) y otros. Las molestias que se presentan son dolor abdominal agudo, intenso, alrededor del ombligo, acompañado de distensión abdominal (sensación de estar lleno de gas), vómitos que puede tener olor fétido (heces fecales), o contenido intestinal (líquido verdoso) e incapacidad para evacuar materia fecal y gases. El dolor es persistente y el incremento del mismo sugiere complicación severa (como estrangulación de una hernia o isquemia del intestino). En ocasiones el paciente puede evacuar sin que esto signifique que no esta ocluido. Es muy peligroso tomar laxantes o poner enemas evacuantes (lavados intestinales) cuando se tiene oclusión o obstrucción. Algunas personas presentan suboclusión por constipación (heces fecales duras y abundantes) solo en esos casos esta indicado el uso de laxantes y de enemas. Para el diagnóstico de obstrucción es necesaria la historia clínica (interrogar al paciente y explorarlo) además de las radiografías simples del abdomen y el ultrasonido del mismo sitio, pero para algunos diagnósticos se requiere la tomografía axial computada, se pueden elevar los glóbulos blancos en la biometría hemática, alterarse los electrolitos, u otros datos de laboratorio según la causa de la oclusión. El tratamiento consiste inicialmente con la aplicación de sueros, aplicar una sonda de la nariz hasta el estómago para drenaje del contenido intestinal y solo en determinados casos antibiótico. Según la causa de la obstrucción será considerado el manejo quirúrgico (operación) o médico. Debe acudir lo más rápido posible con un médico si presenta los datos de oclusión, porque de esto dependerá el diagnóstico certero y el resultado adecuado.
Para dudas o comentarios:
E-mail: joseleonlopezbucio@yahoo.com.mx; joseleonlopezbucio@gmail.com
Twitter @lopezbucio
Tel: 01-777-318 42 77
Veracruz 5 Col. Las palmas. Cuernavaca. Mor.

1 comentario:

  1. mi esposo tuvo obstrucción intestinal en dos ocasiones lo operaron y gracias a Dios ya está mejor, mi duda es que ahora tiene mucho dolor en la columna debido a una hernía, tiene una radiografía de columna lumbosacra y para ello debe tomar133ml de fosfatos y bifosfatos de sodio, además de un enema rectal, esto es como un laxante, no sería delicado, teniendo en cueta su historia, aunque el médico dijo que no había problema, si me preocupa porque varias veces se han equivocado recetando médicamentos que no son los recomendados. quedo atenta a su comentario Gracias

    ResponderEliminar