lunes, 9 de enero de 2012

TIPS MEDICOS: HÍGADO; EL ÓRGANO DESCONOCIDO




El hígado es uno de los órganos más importantes del organismo.

Elabora con los alimentos ingeridos en la alimentación como los azucares o carbohidratos, las grasas (lípidos) y las proteínas, los componentes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Además en el hígado se inactivan substancias tóxicas y se metabolizan y catabolizan (se utilizan) los componentes nutritivos necesarios para vida.

El hígado es sometido constantemente a situaciones nocivas, como son la ingestión de bebidas alcohólicas y un consumo excesivo de grasas, es el mayor órgano del cuerpo humano y el 30 % de la sangre total lo atraviesa. En el hígado y no en la vesícula biliar (es sólo un reservorio), es donde se produce la bilis.

Las proteínas son vitales y no se puede vivir sin ellas, por lo que el hígado es el encargado de producirlas y no se pueden almacenar porque solo son estables por unas horas y las más importantes son:

La albumina que permite transportar substancias de un sitio del organismo a otro.

La hemoglobina que trasporta el oxigeno sanguíneo.

Los factores de coagulación sanguínea importantes en la curación de las heridas.

Las hormonas como las de la tiroides y las sexuales.

Por la bilis de desechan substancias toxicas, así como ácidos biliares que favorecen en el intestino la digestión de la grasa de los alimentos.

En este órgano se transforma la hemoglobina como bilirrubina, a través de la bilis. Si esta bilirrubina no se desecha entonces se acumula en el hígado y pasa a la sangre y le da color amarillo a la piel (ictericia).

Cuando el hígado metaboliza las proteínas queda como residuo el amonio, que es una substancia muy tóxica para las células, ya que lesiona y afecta todo el sistema nervioso central dando lugar al coma hepático, que es la pérdida del estado de conciencia de una persona. Si el hígado está sano, el amonio es transformado en urea que se elimina por la orina, evitando el daño nervioso.

Hígado graso:

Es el depósito de grasa en al menos la mitad de todas las células del hígado. Las causas son medicamentos como las tetraciclinas (antibiótico), cortisona etc., otras causas son la alimentación inadecuada (abundantes azúcares o grasas) y sobrepeso, así como el consumo excesivo de alcohol.

Algunas enfermedades como Diabetes Mellitus, trastornos del intestino y la desnutrición por falta de proteínas en la alimentación provocan hígado graso. Si se trata correctamente el hígado graso desaparece sin dejar lesiones, pero si no puede avanzar hasta provocar insuficiencia hepática crónica (cirrosis hepática).

Hepatitis.

Es la inflamación aguda (menos de 6 meses) o crónica del hígado. Existen múltiples causas, la más común es por la presencia de una infeccion por un virus.

Existen varios virus que provocan hepatitis: el virus A, B, C, D, E, y G. de estos virus, los de la hepatitis B y C frecuentemente produce formas crónicas que provocan cirrosis (daño permanente y progresivo) y cancer del hígado.

Cirrosis hepática.

En la cirrosis, se alteran las células del hígado y además el órgano se llena de tejido fibroso ya que al tratar el hígado de substituir las células afectadas, no lo logra en forma adecuada, la ingestión excesiva de alcohol, además de los virus B y C de la hepatitis, así como la presencia de anticuerpos contra el hígado que desarrollan los pacientes con una hepatitis autoinmune desarrollan la cirrosis. Las manifestaciones de la cirrosis son tardías como son ataque el estado general, decaimiento, cansancio importante, alteraciones del sueño, dolor abdominal. Cuando se presentan las complicaciones como la encefalopatía hepática, provocan una enfermedad cerebral grave que ocasiona el coma hepático o encefalopatía hepática.

Lo que sucede es que al estar lesionadas las células hepáticas permiten que la mayoría de la sangre atraviese el hígado sin ser desintoxicada, provocando una intoxicación interna por la formación de gran cantidad de amonio.

La evolución leve del coma hepático es gradual: somnolencia, dificultad para la concentración intelectual, perdida de la memoria, alteraciones en el estado de ánimo.

Cuando es moderada o grave se presentan movimientos incoordinados, alteraciones o dificultad del habla y la evolución grave o avanzada se presenta el estado comatoso, o pérdida total de la conciencia.

El diagnóstico de las diferentes enfermedades del hígado se hace en primer lugar con la historia clínica, con una exploración completa del paciente, con exámenes de laboratorio, con ultrasonografía del hígado con la tomografía axial computada y la resonancia magnética y con la laparoscopia (endoscopia abdominal).

Los consejos generales para evitar daño del hígado son dieta sana, evitar la sal, no ingerir alcohol, ejercicio físico, no automedicarse, vacunarse contra la hepatitis B y C. Sexo seguro ya que disminuye el riesgo de la hepatitis B, si está embarazada efectué pruebas de hepatitis B y C.

Más vale prevenir que remediar.

Lo invitamos a que vea y escuche el programa médico conducido por el Dr. J. L. LOPEZ-BUCIO.

En vivo los martes de 9 a 10 de la noche por tu canal 78 de cablemas.

Para dudas o comentarios: E-mail: joseleonlopezbucio1@yahoo.com.mx
Twitter: @lopezbucio
Facebook: José León López Bucio
Blog: www.joseleonlopezbucio.blogspot.com
Tel: 01-777-318 42 77; 01 777 318 62 09
Veracruz 5, Col. Las Palmas, Cuernavaca, Mor

No hay comentarios:

Publicar un comentario